LAS SEMILLAS

Incórporalas a tu dieta y ¡disfruta de todos sus nutrientes!

Las propiedades nutritivas de las semillas son muchas, aunque destacan por su alto contenido en fibra, vitaminas, grasas saludables y minerales.

Algunas de las más conocidas:

· Girasol: alto contenido en ácidos grasos mono y poliinsaturados que ayudan a equilibrar el colesterol. Contienen potasio, fósforo, magnesio, ácido fólico y calcio. Muy recomendables para el buen funcionamiento del sistema nervioso y músculos.

· Lino: son muy ricas en Ω3, muy recomendable para el corazón. Contienen, además, vitamina C y E (gran antioxidante), calcio, hierro, potasio y magnesio, aunque lo más conocido de esta semilla es su riqueza en fibra soluble que facilita el tránsito intestinal. También regula los niveles de colesterol.

· Sésamo: tienen grasas insaturadas, vitamina A y del complejo B (ayudan al buen funcionamiento del sistema nervioso). Tienen un gran contenido en calcio y en menor medida, fósforo, hierro y magnesio.

· Amapola: con un gran contenido en hierro y, también, aunque en menor medida, calcio y vitamina A (antioxidante y protectora de la piel y el cabello.

· Calabaza: contienen Ω3 y 6, con un gran número de vitaminas y minerales entre los que destacan el magnesio, selenio, potasio, fósforo, vitaminas A y E. Recomendada para el tratamiento de la hiperplasia benigna de próstata.

· Chía: tienen zinc (ayuda al sistema inmunitario), selenio, hierro, magnesio, calcio y fósforo entre los minerales más abundantes y con un alto contenido en fibra.