La inhalación de fragancias ecológicas, gracias a las propiedades de los aceites esenciales que contienen, actúa directamente en la psique proporcionando bienestar. La unión de varios aceites esenciales crea siempre unas sinergias extraordinarias. 

Los perfumes naturales están compuestos por aceites esenciales, aguas florales y alcohol biológico sin almizcles, colorantes ni perfumes sintéticos ni ftalatos.

 

Propiedades emocionales de algunos aceites esenciales:

  • Ylang-ylang: libera tensiones, relaja, esparce una sensación de seguridad y paz interior.
  • Canela (corteza): estimula la creatividad, calma los nervios.
  • Rosa damascena: antidepresivo suave pero poderoso. Auxilia en los bloqueos emocionales. Favorece la autoestima.
  • Petitgrain: elimina tensiones emocionales. Útil en la ansiedad y depresión. 
  • Limón: Refrescante y clarificante, estimula la mente. Aporta equilibrio y bienestar. Mejora la intercomunicación personal. Aumenta la inmunidad. Ayuda en la organización y concentración de objetivos. Anti depresivo natural. 
  • Nerolí: para cualquier tipo de problema relacionado con el estrés y la tensión nerviosa.
  • Naraja amarga: Calmante y relajante. Restaura y recupera la energía femenina.
  • Benjuí: elimina las resistencias al cambio.
  • Bergamota: transmite alegría, ayuda a superar el miedo y la rabia.
  • Cedro del Atlas: Aporta paciencia y tolerancia frente a la tensión nerviosa y el estrés. Combate la dispersión psicològica o espiritual.